Oruga procesionaria, un peligro para tu perro

Esta comunidad de orugas son sensibles al frío y a la humedad, vive en los bosques de pinos y cedros de toda la península y Baleares, no obstante, no suelen ser comunes en las zonas lluviosas o por encima de los 1500m de altitud.

Durante los meses de Marzo y Abril es muy frecuente encontrar por el suelo de las zonas largas hileras en movimiento.

Es fácil reconocerla por varios motivos, su apariencia y su conducta. Tiene la cabeza y piel de color negro y costados de color gris, un dorso con unos pelos rojizo que están llenos de una sustancia muy urticante (histamina) que la protege de sus depredadores, quiénes con sólo tocarla u olfatearla pueden sufrir graves reacciones alérgicas.

Si un perro lame la oruga aparece sialorrea y glositis, la lengua se inflama y se puede necrosar, debido a todo esto la mayoría de los perros presenta molestias al intentar abrirles la boca y se frotan su cara con las patas delanteras. Si el perro llega a comérsela, es habitual que vomite.

images3

Según la importancia y el clcance de las lesiones ocasionadas pueden llegar a provocar necrosis en los tejidos, teniendo así que llegar a amputarse partes de la lengua del perro por haber provocado lesiones irreversibles. También podría causar otros daños importantes en los ojos, concretamente en la córnea del perro.

Los perros jóvenes, debido a su curiosidad, sus ganas de jugar con todo y su facilidad por comer cualquier cosa que encuentran, suelen tener más riesgo a entrar en contacto con la oruga procesionaria que los perros adultos. Podría encontrarlas en el parque explorando, estando en ese momento sin supervisión y que este se acerque a la hilera de orugas, las olfatee, las lama o se las coma.

Hay que tratar de evitar el contacto de nuestro perro con la oruga procesionaria eligiendo para pasear zonas que ellas no habiten o simplemente estar alerta para que no se acerque ni para olisquearlas. Y si con todo esto no hemos podido evitar el contacto con la oruga, lo más adecuado será acudir de inmediato al veterinario habitual, o al de urgencias de la zona, para poder realizar cuanto antes a nuestro perro un tratamiento a base de corticoides y antihistamínicos, generalmente administrados por vía intravenosa, para disminuir la gravedad de sus lesiones.

images images (1) Zunge vonvorne